¿Cuánto te cobra el banco por estar en números rojos?

Cuánto te cobra el banco por estar en números rojos

Dejar que la cuenta bancaria se vacíe por completo y pase a tener un saldo negativo no es solo un desagradable contratiempo, sino un imprevisto que puede salir muy caro. A los números rojos es posible llegar simplemente porque no se tiene un control estricto sobre su propia cuenta, de manera que los pagos domiciliados se suman a los cobros con tarjeta o las retiradas de efectivo, sin que el usuario se percate de que está utilizando más dinero del que posee. En este caso, su cuenta estará en descubierto y la entidad podría aplicarle tres penalizaciones: una comisión por reclamación de la posición deudora, los intereses de demora, y la comisión por descubiertos.

Por llamarte o enviarte un mail, 35 euros:

El saldo de tu cuenta lleva un menos por delante. Pésima señal, ya que este mero hecho se traducirá, quizá, en una llamada telefónica, una carta u otra comunicación del banco para avisarte de lo que está pasando. Posiblemente la entidad entienda que, por haber llevado esta gestión, tendrá que cobrarte una cantidad de dinero que varía según el banco en que hayas creado la cuenta, pero que en los casos más frecuentes “ronda los 35 o 40 euros”, señalan desde la asociación de usuarios Adicae. Es la llamada comisión por reclamación de la posición deudora.

comisión cuenta descubierta

“Esta comisión, sin embargo, no se cobra siempre”, matiza Antonio Gallardo, experto en finanzas del comparador bancario iAhorro. “En la mayoría de los casos se aplica a partir del segundo o tercer día de descubierto en la cuenta, pero tiene que existir una petición real por parte del banco, por carta, SMS, mail…”, detalla. Si la comisión hubiera sido aplicada de forma automática, sin una comunicación previa, este experto aconseja pedir al banco su anulación.

“En reiteradas ocasiones la reclamación de posición deudora ha sido declarada nula por la jurisprudencia”, señala Silvina Palacios, abogada del bufete Sanahuja Miranda. “Esta comisión no se corresponde con ningún servicio prestado por la entidad y no existe proporcionalidad entre el coste que se le impone al cliente y el gasto que la reclamación representa para la entidad”, asegura Palacios. El banco tendrá entonces que devolver el importe abonado por el cliente más los intereses legales. Sin embargo, no siempre al cliente le resulta económicamente conveniente iniciar un procedimiento para obtener la nulidad. Por ello, es más habitual incluir esta solicitud en el marco de una devolución de la cláusula suelo o de gastos hipotecarios cobrados abusivamente, en palabras de la letrada.

Por prestarte dinero, 7,5%

A la cuota correspondiente a la reclamación de la deuda, el cliente deberá añadir los intereses de demora, es decir, aquellos que se producen mientras la cuenta esté en números rojos. Al fin y al cabo, “el descubierto no deja de ser un crédito que el banco concede a sus clientes, principalmente, para que puedan hacer frente a pagos urgentes, como los recibos de los suministros, y como tal se justifica el pago de intereses”, explica Gallardo.

Porque tienes saldo negativo, 5%

El cobro de la comisión por descubiertos propiamente dicha, por el contrario, genera perplejidad en este experto, ya que, con respecto a los intereses de demora, se pierde el concepto de proporcionalidad. En efecto, esta comisión es un porcentaje sobre el importe máximo del saldo negativo que es fijo, sin que importe el número de días en el que se produjo el descubierto. Es decir, a un saldo negativo de 300 euros durante dos días se le aplicará la misma comisión que si los mismos números rojos se hubiesen producido durante dos meses.

Si OpenBank e ING Direct no tienen comisión por descubierto, las demás entidades aplican sobre el máximo importe una penalización que va del 1,82% de CaixaBank al 5% de Santander, pasando por Bankia, con el 3,68%, Kutxabank, con el 4%, y BBVA, Sabadell, Bankinter, Ibercaja, Liberbank y Unicaja, con el 4,50%. Santander, BBVA, Sabadell, Ibercaja y Liberbank, además, han establecido unas comisiones mínimas, de 18 euros en el caso de la primera entidad, y 15 euros las otras.

“Esta comisión es legítima”, zanja Palacios, “siempre y cuando no se aplique sobre descubiertos generados por la misma entidad, al cargar recibos de préstamo o comisiones del propio banco, entre otros conceptos”. Las condiciones por las que se aplica esta comisión son de las más diversas y dependen de cada entidad. Los clientes pueden solicitar al banco que no pague recibo alguno que implique colocar la cuenta en números rojos y hay entidades que devuelven el importe del cargo automático del descubierto si la situación se subsana en un plazo determinado. “La casuística es muy variada, por lo que conviene consultar con la entidad qué condiciones tiene al respecto”, aconseja esta abogada.

Una comisión legítima

De todas formas, si se sumaran intereses y comisiones, el hipotético descubierto de 300 euros durante 30 días se saldaría, en el más caro de los supuestos –el del Santander– con el pago de 19,81 euros. Y esto, sin contar la comisión por reclamación. Como se observa en el gráfico, la mayoría de los 12 bancos incluidos en esta simulación cobrarían importes de dos dígitos, mientras que en Open Bank e ING se darían las condiciones más económicas (1,81 euros).

Ante estos cobros por parte de los bancos, que en opinión de Gallardo se justifican más bien por su fin “sancionador y recaudador”, poco puede hacer el usuario. “Muchos clientes buscan retroceder las comisiones, pero no es lo más común”, señala este experto, “ya que están informadas tanto en los folletos de tarifas máximas que publica la entidad, como en el Banco de España, con lo que anular las mismas al final no deja de ser una decisión caso por caso de la entidad financiera, muy vinculada a la reclamación y posición del cliente”.

El consejo de Gallardo para el cliente común, que no dispone de grandes cantidades de dinero en su cuenta, es abandonar el uso recurrente de los descubiertos en la medida de lo posible, o analizar las entidades y compararlas. En su opinión, si el criterio que prima es la cuantía de las comisiones por descubierto, se tratará de escoger aquel banco que ofrece los costes menores.

FO: El país

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *